Entrelíneas

Espacios vacíos

Roberta Hernández

El llamado de atención lo hicieron los expertos desde diferentes trincheras. Llevan años dando la advertencia. Entidades públicas, prestigiosas, creíbles lo detectaron, pero nadie se imaginó la factura que se iba a pagar.

El 4 de febrero vimos en blanco y negro el resultado de la desigualdad. Experimentamos en carne propia la consecuencia del abandono y la carencia de políticas que impacten positivamente a los ciudadanos de a pie, de piso de tierra, al que tiene las manos callosas y la frente ardida por el sol. La desigualdad social nos reventó en la cara y ese domingo escuchamos el grito de auxilio que mucho otros lograron oír a tiempo.

Como productora del programa de televisión UNA Mirada, he escuchado por 10 años a los analistas e investigadores enumerar las cifras de rezago escolar, de población en pobreza, de desempleo, de discriminación, etc.; pero ninguna frase me caló más que la de un especialista en regionalización quien explicó que nunca hay espacios vacíos en la sociedad. Él se refería a las zonas fronterizas, donde el Estado no ha logrado llenar los múltiples vacíos de la población y donde otros actores han tomado su lugar. En lo positivo y en lo negativo.

Esos espacios ya no están vacíos. Otros actores lograron llegar, ganar terreno y dar solución a una que otra necesidad. Esta es la explicación del fenómeno del 4 de febrero. Así mismo lo explica Rafael Arias en el artículo de portada de esa edición.

Siento tristeza de saber que después de ser “igualiticos”, hoy somos mucho más diferentes. La mitad del país ya escogió. Hay cantones donde un 40% de los votantes tiene presidente y que somos los pobladores de la GAM quienes nos les permitimos celebrarlo ese domingo. Las costas y cantones fronterizos escogieron y no apostaron por planes ni ideas. Eligieron a quien llenó sus espacios vacíos cuando el Estado no pudo cumplir con sus expectativas y necesidades vitales.

Basta con escuchar el discurso de cada uno de los candidatos que participarán de la segunda ronda. Uno tiene un lenguaje sencillo y frases claras, concisas y que apelan a las emociones. El otro argumentos, ideas, elaborados conceptos. Y nos dividimos más. Unos entienden ambos discursos, otros no. Y parece que hablamos dos idiomas diferentes. Y aparecen las dos Costa Ricas de las que tanto nos han hablado los expertos.

Muchas son las lecciones que nos deja esta ronda electoral. Mucho el trabajo por hacer. Más aún desde la Universidad Necesaria. Vale parar el mundo y bajarnos. Debemos reflexionar en torno a nuestros paradigmas, nuestras posiciones de confort, nuestra forma de trabajar y divulgar el conocimiento. Esos espacios vacíos habrá que recuperarlos, no será fácil pero la UNA debe hacer todo lo posible por incidir en ellos, pues es su misión desde su fundación, hace 45 años.

  • CAMPUS Digital

    Marzo 2018 - Año XXVIII N° 295

    Oficina de Comunicación, Universidad Nacional. Apartado 86-3000, Heredia - Costa Rica. Teléfonos (506) 2237-5929 y 2277-3224, FAX: (506) 2237-5929. Correo electrónico: campus@una.ac.cr Edición digital: www.campus.una.ac.cr

  • Directora: Maribelle Quirós Jara.
    Editor: Víctor J. Barrantes C.
    Periodistas: Víctor J. Barrantes C., Gerardo Zamora Bolaños, Silvia Monturiol Fernández, Johnny Núnez Zúñiga, Laura Ortiz Cubero, Maribelle Quirós Jara,
    Asistente editorial:
    Andrea Hernández Bolaños y Ana Lucía Vargas.
    Diseño de página: José Luis Sánchez Pino josesanchez@engineer.com

  • © Prohibido reproducir, transmitir o distribuir parcial o totalmente los artículos, fotografías, diseño o cualquier otro elemento del contenido que aparece en CAMPUS Digital. Si desea hacerlo enviénos su solicitud a campus@una.cr